Etiquetas

, , , ,

Acabo de hacerlo, sí, aún no he pagado el viaje de este pasado agosto a Bursa (Turquía) y acabo de darle al botón de comprar para volver al mismo país. Quedan aun cinco meses, pero cuando ves una ganga (70% menos que lo que costó hace dos meses) no puedes decir que no.

IMG_4146

Vuelvo 11 días al lugar donde pasé 15 de los mejores de mi vida. Se me hace raro imaginarme caminando por allí de nuevo, por Konak, Bornova, el Bazar, el muelle, el ascensor… Y es por eso que no voy a hacerlo, voy a dejar que todo fluya. Pensé que no volvería a Izmir hasta 2053, cuando prometí junto a otras 40 personas una futura reunión-reencuentro, pero así es la vida.

Y lo llamativo es que esa tensión se ha apoderado de mí, sabéis cuál, ¿no? Esa que aparece cuando has rellenado todos las cajas con tus datos para comprar un vuelo/tren/bus/ferri/… y solo falta confirmar para hacer el pago. No sé por qué, creo que es miedo a que me decepcione, a que sea demasiado diferente, a no disfrutarlo por haber ido al país otras tres veces anteriormente. Y es que ¿puede un país que te enamora dejar de gustarte? ¿Dónde está la línea entre el fascinamiento y el cansancio? ¿Cuántas veces hay que ir o cuántos días hay que pasar allí para aburrirse? Mi cabeza es un cúmulo de pensamientos y a pesar de todo, creo que no he hecho ninguna locura.

Estoy segura de que no voy a asistir a un taller de pintura turca y pintar mi propia obra de arte, que no voy a ir a un Hamam, que no voy a simular una boda turca ni voy a cantar en un autobús repleto de amigos. Muchas cosas no van a ser igual, pero sé que va a haber otras increíbles. Descubriré Izmir no desde los ojos de quien lo conoce desde hace años, si no desde los ojos de quien ha empezado a descubrirlo hace solo unos meses, el descubrir del descubrir. Y eso me llama. Me llama mucho.

Gloria ha subido recientemente esta foto a facebook, es de su visita a Ephesus este fin de semana:

10257334_10203885368988970_4674976327791354439_oSeptiembre 2014

Y yo no he podido evitar contestar con esta:

IMG_7727Agosto 2013

Son distintos matices, distintas historias, distintos momentos y distinta compañía. Pero los lugares transmiten algo y me encanta pensar qué le habrá transmitido a ella este, y quizá no las ruinas, sino el camello cubierto por una manta de colores de la salida. Y quizá no los retretes antiguos, sino el guía moreno de bigote, tan diferente al señor canoso que fue mi guía. Y probablemente ella no haya bailado unas sevillanas justo delante de la biblioteca de Celso pero igual se ha puesto de puntas en el Gran Teatro. Y de eso se trata, de vivir, al fin y al cabo.

Solo para que sepáis, por si os interesa, he cogido los vuelos con Skyscanner , en ese buscador podéis buscar vuelos desde España a cualquier parte del mundo en cualquier mes del año. Yo llevo un mes entrando casi diariamente para buscar vuelos España-Turquía y la oferta más barata que había encontrado había sido 105€ en febrero, Barajas-Atatürk. Sin embargo, hoy he buscado de nuevo y he encontrado Bilbao-Atatürk por 112€. Al final, sumando gastos de gestión y demás cargos que hacen, se me ha quedado en 152€, ida y vuelta, con Turkish Airlines (de calidad, no low cost, dan comida rica y todo^^), desde mi ciudad hasta Estambul y directo, sin ningún tipo de escala. Os aconsejo que miréis porque me parece un ofertón (en agosto los billetes no bajaban de los 480€).

Así que no puedo más que sonreir ansiosa, con ganas de ponerme a planear y lanzarle indirectas a Gloria para que pidamos ASIENTO PARA DOS dirección Ankara, la única de las cuatro ciudades principales que me falta visitar.

Sin más miramientos, todo el mundo a descubrir Turquía, HADI!

Güle, güle. Nerea Gutiérrez 🙂

Anuncios