Etiquetas

, , , , , , ,

¿No estáis ya cansados de las guías grabadas de los monumentos y museos? ¿O de llegar a una ciudad y caminar y caminar viendo monumentos pero sin enteraros de la historia de nada? ¿O de tener que llevar una guía impresa e ir leyendo en alto toda la información?

Como solución a esto, son muchas las personas que deciden empaparse de información los días previos al viaje, de modo que cuando llegan a la ciudad se conocen toooooda la historia y van identificando los lugares y recordando datos; otros simplemente prefieren callejear viendo los monumentos pero no les importa no conocer su historia al detalle; y otros, como nosotras, se decantan por callejear mientras un guía les va explicando las historias de los lugares más conocidos.

Supongo que ya sabréis que la preparación de un viaje lleva horas y horas de búsqueda. En todo ese tiempo que inviertes recopilando información, raro es que no encuentres opciones alternativas a las habituales que no impliquen un gasto elevado.

 Nosotras encontramos algo que pensamos utilizar en cada viaje que hagamos, siempre que haya opción. Nuestro viaje a Londres el pasado febrero se caracterizó por ser low cost: nos fuimos con Ryanair por 60€ i/v, dormimos siete noches en casas ajenas utilizando Couchsurfing (de la que os hablaremos), viajamos en metro con una tarjeta barata (dentro de lo que se puede considerar barato en Londres) para toda la semana, desayunábamos y comíamos de súper para poder cenar como reinas e íbamos a tours gratis. En total nos gastamos unos 250€ en 7 días en una de las ciudades más caras de Europa.

En este contexto de humildad, dimos con la clave: SANDEMANs New Europe. ¿Y esto qué es? Pues es una agencia de tours diferente, que considera más útil el no cobrar por un tour y ofrecer 100 al día por todo Europa que al contrario. 

Fuente: Facebook

¿Y qué sabíamos el día que fuimos a Covent Garden para encontrarnos con nuestro guía? Pues prácticamente nada… Tuvimos que reservar por internet rellenando un formulario con nuestros datos y el tour que queríamos realizar y la hora. Después, toda preocupación fue aparecer en el punto de encuentro sin retrasarnos.

Cuando llegamos, nos encontramos a una chica con un paraguas rojo enorme que interpretamos sería una señal de llamada, así que nos acercamos y preguntamos. Efectivamente, eran de SANDEMANs. Rellenamos un papel y nos dieron una especie de tarjeta (luego nos harían descuento para comer si decidíamos acompañar al guía a un restaurante cercano). Esperamos al resto de gente que vendría con nosotras y empezamos el tour con nuestro guía Juan Carlos, un alicantino enamorado de Londres.

1800444_659478260754309_1518786298_n

 Recorrimos, entre otras cosas, Trafalgar Square, el Palacio Buckingham, el Parque St. James, vimos el cambio de guardia sin gente alrededor, el Big Ben y el Parlamento y muchas cosas más en tan solo dos horitas y a pata. Pero bueno, como esto lo puede hacer cualquiera por su cuenta, dejadme que os cuente qué lo hace especial: el guía y sus historias. Se puede decir que es como poner a un lado de la balanza la educación formal y al otro la educación no formal. Pues poned ahora a un lado un tour formal (de los típicos con un guía banderita en mano que te llena la cabeza de fechas) y al otro lado un tour informal. Sin duda, gana el segundo.

Y es que los tours de este tipo hacen referencia a películas, a actores y actrices, escritores, personajes importantes, se cuentan en ellos anécdotas graciosas sobre los monumentos y las historias que los envuelven, te trasladan al día a día de la ciudad… Y muchas cosas más que cada guía decide contar a su manera (y lo hacen de lujo).

Al final del tour, como es lógico, agradecen por acompañarles durante todo el tour y te animan a que les des una propina. Y por eso es un tour gratis: si quieres dar propina la das, y si no, no. Y es genial, porque nadie te impone un precio a pagar, depende única y exclusivamente de ti.

Nosotras nunca habíamos realizado un tour del estilo y nos gustó tanto la manera de darlo que repetimos cuando visitamos Oxford (con una agencia local, SANDEMANs no había). También en Madrid, Gloria decidió ir a uno para conocer la capital española desde otro punto de vista, y en Roma con uno no le bastó y fue a dos. Es por eso que os animamos a todos, ya que son gratis y nada os lo impide, a que hagáis uso de ellos. No mentimos cuando decimos que se disfruta un montón. Eso sí, siempre te quedas con ganas de más.

 Nerea Gutiérrez

Anuncios